UNA ACTIVIDAD PULPOSA

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

La complejidad se puede trabajar en la escuela de manera imaginativa. Aquí, a partir del sistema binario, se aprende a pensar.

Por un lado, es un ejemplo de construcción de material didáctico que puede ser empleado por niños pequeños y grandes.

Por otro lado, la explicación de cómo operar ayuda a analizar cómo pensar, al descomponer y componer modularmente una serie de operaciones.

Además, se puede elaborar como un trabajo manual (no solo con madera, se pueden emplear otros materiales y, quizá, presentar de otra forma), como un aparato que aprovecha las leyes físicas (caída de los cuerpos, fricción, miren que necesita una inclinación).

Es una actividad poliforme o polimórfica, tentacular… porque, como pulpo didáctico, se va involucrando en diversas áreas curriculares.

Ustedes tienen más ideas. En los comentarios, compartamos para seguir aprendiendo y enseñando.

El video del que escribo…

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario